1053103_1

UNA MUJER DEGOLLADA, OTRA APALEADA EN LA CABEZA Y UN HOMBRE FALLECIDO DE UN HACHAZO

Baño de sangre y fuego en la asesoría jurídica de Marcelo Usera. Tres personas fueron asesinadas de forma brutal en la tarde de ayer miércoles en las oficinas de un bufete de abogados, situado en pleno corazón del distrito de Usera, según Emergencias Madrid. Una mujer cubana de 35 años fue degollada, otra de 31 murió apaleada por la cabeza y otro hombre pereció de un hachazo. Dos de las víctimas trabajaban en las oficinas y la otra se encontraba en el mismo arreglando unos documentos.

Los autores del triple crimen, al menos dos personas, apilaron los cadáveres de las mujeres en un lado del despacho y dejaron el otro en la habitación contigua. Echaron encima varias hojas y algunos libros, prendieron fuego a ambos y huyeron.

La Policía ha hallado en el piso restos de gasolina y de una sustancia acelerante que según los primeros indicios podría haber sido utilizada para tratar de quemar los cadáveres. Por la forma en que actuaron se sospecha que acudieron a las oficinas con la idea de cometer una carnicería y no dejar a nadie vivo en ese momento como así sucedió.

El dueño del despacho es un abogado peruano, de nombre Víctor, que en el momento de los asesinatos se encontraba fuera de la oficina. Cuando llegó en una moto a la calle se topó con la tragedia. Anoche prestaba declaración en el grupo de Homicidios de la Brigada de Policía Judicial. En su testimonio aportó datos de posibles sospechosos o personas con los que había tenido varios altercados. Señaló que la mayoría de asuntos de la gestoría se centraban en materia de extranjería e inmigración y en dar de alta a empleados de negocios del distrito de Usera, según contó un conocido del propietario del despacho, que ejerció como fiscal hace años en su país donde llevó diferentes casos de secuestros y tráfico de drogas.

Fundado hace 18 años

El despacho fue fundado hace más de 18 años y se promociona por sus éxitos en materia de Extranjería, Inmigración y Derecho migratorio y Embargos. En su web señala que está compuesto por un equipo profesional de abogados colegiados en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, de dilatada experiencia y honestidad. La Policía acudía con frecuencia al despacho para entregar notificaciones y oficios de personas penadas a los abogados del bufete.

Fue una vecina de la calle de Marcelo Usera la que avisó a la Policía ayer a las 19.00 horas señalando que había un fuego: «He olido enseguida a quemado y he llamado a los bomberos que han llegado rápidamente».

Los bomberos se encontraron con la puerta cerrada. La echaron abajo y cuando accedieron al inmueble se encontraron con dos incendios de pequeña dimensión. Al sofocar las llamas descubrieron los cuerpos de tres personas.

En una de las habitaciones, más cercana a la entrada, había un hombre ecuatoriano de 42 años con un hachazo en la cabeza. Según las primeras investigaciones, se trata de uno de los colaboradores del bufete. Tenía parte del cuerpo quemado.

En otra de las dependencias estaban los cuerpos de las otras dos mujeres: Elisa, de 31 años y Marisa, de 35. Ambas también con graves quemaduras. La primera tenía la cabeza aplastada por varios golpes propinados, probablemente, por un bate o una barra de hierro. La segunda mujer había sido degollada. Los tres cuerpos fueron sacados a la puerta del edificio sin que se pudiera hacer nada por reanimarlos.

Psicólogos del Samur

Poco después llegaron al lugar del suceso familiares de los tres fallecidos que han sido atendidos por los psicólogos de Samur-Protección Civil.

Marisa O. R., la mujer fallecida de nacionalidad cubana trabajaba en el despacho desde hace varios meses y también había estado empleada en varios restaurantes de la zona. Se dedicaba a colaborar en distintas tareas administrativas y también repartía propaganda de la gestoría por la calle en la que ofrecía atención especializada en asesoría legal para inmigrantes con una primera consulta gratuita. Decenas de personas se congregaron anoche en la calle de Marcelo Usera para interesarse por lo sucedido. La mayoría conocía de vista a Marisa. Todos la recordaban repartiendo publicidad de la asesoría en la calle. «Era una persona muy jovial y muy simpática y repartía propaganda de la asesoría a la gente», señaló una mujer.

Belinda, camarera de un bar cercano señaló que muchos de los vecinos del barrio habían arreglado sus papeles en el despacho que también asesoraba a varios comercios y bares de la zona a la hora de las contrataciones.

Sobre las 22.00 horas los tres cuerpos sin vida fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense. En la gestoría del triple crimen los agentes de Policía Científica se afanaban en recoger huellas que les pudieran conducir a los asesinos y también se rastreaba en Marcelo Usera comercios o cámaras con sistema de vídeo vigilancia que pudieran haber grabado a los asesinos. Los agentes también se llevaron un Skoda de color blanco que supuestamente pertenecía al hombre fallecido.

Fuente: diario El Mundo
http://www.elmundo.es/madrid/2016/06/22/576adb5ee5fdea745c8b461d.html