Two migrants try to light a fire at a makeshift camp for refugees and migrants at the Greek-Macedonian border near the village of Idomeni, Greece, April 28, 2016. REUTERS/Alexandros Avramidis TPX IMAGES OF THE DAY

ONCE MEDIDAS URGENTES PARA ESPAÑA EN EL DÍA MUNDIAL DEL REFUGIADO

Una quincena de las principales organizaciones sociales españolas de defensa de los derechos humanos y de cooperación al desarrollo han reclamado este lunes, Día Mundial del Refugiado, un compromiso firme, concreto e inequívoco de todos los partidos políticos con las personas que piden protección. En un acto celebrado frente al Congreso de los Diputados, 15 ONG han presentado 11 medidas “urgentes y realizables” dirigidas al Gobierno que emerja de las elecciones generales del 26 de junio. Los representantes de las organizaciones no gubernamentales han optado por dar a los candidatos los deberes hechos en esta materia en la que España va muy retrasada con respecto a sus propios compromisos.

El Ministerio del Interior prevé traer a lo largo de este verano a un millar de personas desde los campos de refugiados de Italia, Grecia, Líbano y Turquía, un contingente ínfimo en comparación con los 17.680 desplazados que el Gobierno se comprometió a reubicar y reasentar entre 2016 y 2017. En las últimas semanas han llegado cerca de un centenar de personas, si bien es cierto que por Melilla han entrado más de 10.000 sirios desde 2013 y la mayoría han seguido camino hacia Europa después de entender que España no es país para refugiados.

Sin embargo, amparada en el llamado “pacto de la vergüenza” que la Unión Europea ha tratado sin éxito de cerrar con Turquía para que acepte la devolución de refugiados procedentes de Grecia, España ha acogido refugiados con cuentagotas, pese a las pancartas que cubren las fachadas de ayuntamientos como el de Madrid: “Welcome Refugees” (Refugiados bienvenidos). Los fuertes roces de los últimos días entre las delegaciones turca y alemana que negocian esas devoluciones en masa de refugiados, denunciadas por ONG de todo el mundo y clasificadas como ilegales en el derecho internacional, mantienen bloqueado un acuerdo. Mientras tanto, los campos siguen siendo un hervidero y la ruta del Mediterráneo central está llenando el mar de cadáveres por los constantes naufragios de barcazas que tratan de alcanzar las costas italianas y griegas desde Libia.

Como símbolo, las ONG han exhibido un sobre de votaciones gigante en el que aparecía estampada la frase #RefugioYA. Lo han hecho con un objetivo claro: pedir a los líderes de los partidos que concurren a las elecciones del 26-J que se comprometan con una política de asilo y refugio que proteja a quienes huyen de la guerra o la persecución.

100 días para cumplir 17.680 compromisos

Las quince entidades reclaman que su propuesta se ponga en marcha durante los primeros 100 días desde la configuración del nuevo Gobierno. “Son medidas urgentes ante una realidad insoportable, en la que las muertes en el Mediterráneo se cuentan por miles (casi 3.000 solo en lo que va de año). Ha habido semanas en las que han perdido la vida más personas en el mar que en el interior de Siria. Las que consiguen llegar no tienen tampoco muchas opciones: más de 52.000 personas permanecen atrapadas en Grecia”.

Siete de las medidas podría aplicarlas directamente el Gobierno que salga de las elecciones. Las ONG le piden que cumpla los compromisos asumidos por España, que en una primera fase solo ha acogido a poco más de 100 personas de las cerca de 18.000 previstas desde 2015. También piden al futuro Ejecutivo que apruebe de una vez un Reglamento de Asilo que lleva siete años de retraso y que habilite vías seguras y legales para que las personas refugiadas accedan a territorio europeo sin tener que arriesgar sus vidas (visados humanitarios, posibilidad de solicitar asilo en consulados y embajadas, agilizar las reunificaciones familiares e incentivar programas de reasentamiento). Además, reclaman que no demore eternamente la resolución de las solicitudes de asilo —en algunos casos la espera supera los dos años cuando la ley establece un máximo de seis meses.

La UE está fallando

“Por supuesto, la Unión Europea juega un papel central en esta situación”, señalan. “Tiene la obligación de respetar los derechos humanos de las personas refugiadas —por los convenios que ha firmado— y además tiene la capacidad de acogerlas, puesto que el millón de personas que llegaron el año pasado apenas supone el 2% de la población europea”, explican.

Según las quince ONG que se han unido para realizar este manifiesto, Europa está fallando y España debe empujar un cambio radical. En este sentido, han reclamado a los partidos políticos y al nuevo Parlamento que impulsen la activación de la Directiva de Protección Temporal, que establece un dispositivo excepcional en el caso de amplias llegadas a la UE, que no comprenden por qué no se está utilizando.

Sin olvidar lo importante de que se fomenten las relaciones internacionales que combatan las causas que provocan las migraciones forzadas, las entidades promotoras de este documento exigen a la UE que proteja a las personas más vulnerables, como menores, mujeres o aquellas que padecen enfermedades, y que no firme acuerdos con terceros países que desprotejan a las personas migrantes y refugiadas, tal y como la UE está tratando de hacer con Turquía desde el pasado mes de marzo.

 

LAS PETICIONES DE LAS ONG

P.O.D.

1. Cumplimiento del compromiso asumido por España de reubicar y reasentar a 17.680 personas refugiadas en dos años.
2. Aprobación del Reglamento de Asilo y la trasposición de las Directivas europeas ya que su ausencia dificulta derechos como la reagrupación familiar y la atención a personas con especial vulnerabilidad
3. Garantizar el cumplimiento del plazo de seis meses de resolución de las solicitudes de asilo, y cancelar la paralización de las provenientes de países como Ucrania o Mali.
4. Garantizar vías de acceso legales y seguras que permitan a las personas refugiadas acceder a territorio europeo sin necesidad de arriesgar su vida en viajes peligrosos y poniéndose en manos de redes de tráfico de personas.
5. Garantizar los Derechos Humanos en la Frontera Sur. Derogar el apartado de la Ley de Seguridad ciudadana que busca dar cobertura legal a las “devoluciones en caliente”.
6. Mejorar el sistema de acogida español para que sea capaz de promover la integración y la autonomía de las personas y con una mejor coordinación entre las Administraciones Públicas con las organizaciones sociales.
7. Atajar las causas que provocan la migración, fomentando procesos políticos para alcanzar acuerdos de paz en los países de origen, fortaleciendo la política española de Cooperación para el Desarrollo e impulsando la Educación para la Ciudadanía Global.

En el ámbito europeo:
8. Activar la Directiva de Protección Temporal, que ahora mismo no se aplica en ningún país europeo y que establece una protección inmediata a personas que huyen a otros países para salvar sus vidas.
9. España debe impulsar una reforma del actual Sistema Europeo Común de Asilo que garantice todos los derechos de las personas refugiadas.
10. Medidas específicas para proteger a las personas más vulnerables, en especial para los menores no acompañados, mujeres solas, personas enfermas o con diversidad funcional.
11. Los acuerdos con terceros países no deben ir en contra de los Derechos Humanos y España debe instar a las autoridades comunitarias a dejar sin efecto el acuerdo con Turquía del pasado 18 de marzo.

Fuente: diario El País, Patricia Ortega Dolz
http://politica.elpais.com/politica/2016/06/20/actualidad/1466418007_409872.html