coins-currency-investment-insurance-large

INTERCAMBIO AUTOMÁTICO DE INFORMACIÓN FISCAL: EL PARLAMENTO EUROPEO RESPALDA LA PROPUESTA

La propuesta de la Comisión Europea para imponer el intercambio automático de información tributaria entre los Estados miembros es un “paso positivo en la lucha contra prácticas agresivas de planificación fiscal de las empresas”, según el Parlamento. Los eurodiputados piden salvaguardas adicionales para evitar distorsiones del mercado interior por los acuerdos fiscales de algunas multinacionales con las autoridades de los países.

El informe preparado por Dariusz Rosati (PPE, Polonia) –aprobado con 567 votos a favor, 30 en contra y 53 abstenciones- recoge las recomendaciones de la Cámara al Consejo, que tendrá que decidir por unanimidad de los países miembros sobre la propuesta de la Comisión.

En virtud del proyecto legislativo, las multinacionales con una facturación consolidada a partir de 750 millones de euros deberán informar sobre su declaración fiscal país por país a las autoridades del Estado miembro en el que tenga domicilio fiscal la empresa matriz. Ese país tendrá que compartir la información con los países en los que opera la compañía. La empresa deberá informar sobre ingresos, beneficios, impuestos abonados, capital, activos materiales y número de empleados.

“Esta primera propuesta del paquete contra el fraude fiscal es un paso importante en la lucha contra las prácticas fiscales injustas. Impulsará la transparencia y reducirá la competencia injusta. Esto no pueden conseguirlo los países individualmente, hace falta una acción coordinada. Para que sea efectivo, la Comisión debe ser incluida en el intercambio de información país por país”, señaló Rosati.

Acceso de la Comisión a toda la información

Los eurodiputados insisten en que la Comisión debe tener acceso a la información intercambiada entre las autoridades nacionales, para evaluar si las prácticas tributarias de los Estados miembros respetan la legislación comunitaria sobre ayudas de Estado. Esto es especialmente para las pymes que operan en un solo país.

Estas empresas suelen pagar un tipo efectivo más alto que las multinacionales, indica el texto, que recalca que las organizaciones pequeñas no deben situarse en desventaja debido a su tamaño o a la falta de actividad transfronteriza.

Sanciones

La directiva establece un plazo de doce meses tras el cierre del ejercicio fiscal para enviar la información, y tres meses adicionales para el intercambio automático. Para garantizar el cumplimiento por parte de las empresas, el Parlamento quiere que los países fijen sanciones disuasorias.

Próximos pasos

Los países de la UE fijaron su posición sobre la propuesta el 8 de marzo, a la espera de la opinión del Parlamento y pendiente de la retirada de algunas reservas de los parlamentos nacionales. El Consejo debe tomar la decisión formal en uno de sus próximas reuniones.

Fuente: Notas de prensa; Parlamento Europeo
http://www.europarl.europa.eu/news/es