corte internacional

ESPAÑA RECONOCE LA COMPLEJIDAD DE CREAR LA CORTE INTERNACIONAL DE TERRORISMO

Bucarest, 20 abr (EFE).- El ministro español de Justicia, Rafael Catalá, reconoció hoy en Bucarest que crear la Corte Internacional contra el terrorismo, que impulsan España y Rumanía, será complejo y llevará tiempo.

Catalá señaló que los dos países están analizando la fórmula jurídica que consiga sumar al mayor número de países a la creación de este tribunal, que estará dedicado específicamente a la lucha contra el terrorismo para suplir las carencias en este sentido de la Corte Penal Internacional.

“Al ser en el ámbito de las Naciones Unidas, por tanto multilateral, eso también significa que es muy complejo de llevar a cabo”, indicó en una entrevista con Efe el ministro, en visita oficial a Rumanía que concluye hoy.

“Lo que estamos viendo es jurídicamente cómo se podría formular, buscando adhesiones que se van generando”, aseguró Catalá.

El responsable de Justicia precisó que esta iniciativa, impulsada por Bucarest inicialmente y a la que España se sumó, ya ha sido presentada ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“Cuando salga adelante, como confiamos, tendrá una gran relevancia, será una gran institución internacional en esa materia tan singular como es la lucha contra el terrorismo”, prosiguió Catalá.

El ministro discutió con su homóloga rumana, Raluca Pruna, sobre la creación de una Fiscalía europea.

“Estamos trabajando también en proyectos europeos, como la Fiscalía europea, que nos va a ayudar a fortalecer el espacio de libertad, seguridad y justicia, que es uno de los pilares de la Unión Europea”, afirmó.

Otra de las cuestiones que abordó con la ministra rumana fue la de los rumanos que cumplen pena de cárcel en España y desean ser traslados a prisiones en su país para estar más cerca de sus familias.

En España hay unos 2.000 rumanos en centros penitenciarios.

Durante su visita de dos días a Bucarest, Catalá transmitió también a Pruna su preocupación por los litigios entre los matrimonios mixtos de rumanos y españoles a causa de la custodia de los hijos.

Rumanía se ha comprometido a realizar “un seguimiento cotidiano concreto a todos los casos”. “Hay muchos asuntos en los que hay que estar muy activos y presentes”, afirmó el ministro.

Por otra parte, Catalá agregó que España ha tomado como referencia a Rumanía en cuanto a la puesta en marcha de una oficina de recuperación de activos procedente del delito. “También estamos iniciando ese camino”, dijo.

Catalá participará mañana en Sofía en una conferencia de alto nivel con los ministros de Justicia de la Unión Europea para trabajar en un mejor funcionamiento de la justicia, garantizar la independencia del poder judicial y fortalecer institucionalmente a las fiscalías.

“Vamos a trasladar la experiencia de España en el fortalecimiento institucional de la Fiscalía, del poder judicial y la propia administración de la justicia, trabajando juntos”, concluyó Catalá.