CONSEJO DE EUROPA, ESTRASBUGO

EL CONSEJO DE EUROPA VE EN PELIGRO LA SITUACIÓN DE LA DEMOCRACIA EN EUROPA

El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, afirmó hoy que la situación de la democracia, los derechos humanos y el Estado de derecho en Europa es “muy difícil” por las actuales crisis en materia institucional, migratoria o terrorista.

Así lo dijo a la prensa tras presentar su informe anual ante el Comité de Ministros, órgano de decisión donde están representados los 47 Estados miembros de la organización paneuropea.

El secretario general expresó su preocupación por la amenaza de los nacionalismos populistas para “la confianza en las instituciones nacionales y europeas”, y advirtió de que cuando estos alcanzan el poder, legislan “sin tener en cuenta los convenios europeos”.

“Las políticas de solidaridad, generosidad y tolerancia dan paso al chauvinismo, la división y el miedo”, dijo Jagland, quien subrayó la importancia de “mantener la autoridad del Tribunal y el Convenio Europeo de Derechos Humanos”.

Destacó también la necesidad de que los sistemas judiciales sean “independientes e imparciales” y mostró su inquietud ante la corrupción, que surge en “situaciones impredecibles” y no deja de “crecer en las sociedades”.

En materia de inmigración y ante las críticas al ritmo lento de acogida de refugiados en algunos países, defendió que tramitar de “manera seria” los derechos individuales “lleva su tiempo”.

Jagland adelantó a los representantes de los Estados que quiere presentar a finales de año un conjunto de estándares comunes para bloquear y filtrar páginas web, así como una guía de buenas prácticas en vigilancia masiva que respete la privacidad.

Según su tercer informe anual, casi la mitad de los Estados europeos “no garantizan la seguridad de los periodistas” y “muy a menudo” las libertades de expresión, asamblea y asociación se ven atacadas.

El informe de Jagland cita a España en dos ocasiones, por el excesivo uso de la fuerza policial en manifestaciones contra la austeridad y por la concesión de indultos gubernamentales, recogidos del informe de la visita que efectuó al país en 2013 el comisario de Derechos Humanos del Consejo, Nils Muiznieks.